Metodología

Las primeras etapas de la vida son fundamentales para el desarrollo integral de los niños/as. Por ello, es necesario fomentar una gran actividad para que consigan evolucionar en torno a todas sus potencialidades, actividades que deben ser propuestas y preparadas por un profesional guiado por una acción pedagógica concreta.

En Mi Casita queremos que los niños manipulen, experimenten, descubran y aprendan por sí mismos a través del juego. Favorecemos su desarrollo respetando las necesidades físicas y afectivas de cada uno, buscando en todo momento su bienestar.

Los principios metodológicos que fundamentan la acción pedagógica de Mi casita son los siguientes:

  • Aprendizaje y desarrollo como procesos indisociables. A través de la práctica educativa se proporcionará al niño actividades y experiencias adecuadas para posibilitar el correcto aprendizaje.
  • Contribuir al desarrollo de la capacidad de aprendizaje a través de experiencias cercanas. Debemos asegurar que las experiencias sean ricas, estimulantes, satisfactorias en sí mismas y que fomenten cualidades como la atención, el respeto a los otros y la colaboración.
  • Partir de las necesidades del niño atendiendo a cada momento evolutivo. A través de las rutinas vamos a favorecer la interiorización de hábitos y actitudes adecuadas a cada momento evolutivo.
  • Respeto a la iniciativa propia del niño/a.
  • Juego y movimiento. Se realizará una programación flexible, con actividades lúdicas múltiples y variadas que faciliten la motivación y fomenten la expresión a través de la creatividad e imaginación propia de cada niño.
  • Promover relaciones sólidas propiciando un clima de seguridad y confianza que asegure el progresivo aprendizaje de hábitos y normas de convivencia.
  • La involucración y vocación del personal favorecerá una buena relación alumno-educadora, propiciando confianza y seguridad a cada uno de los niños del centro.
  • El papel de la educadora como facilitadora de materiales y contextos educativos adecuados, siendo un referente emocional.

Periodo de acogida

La incorporación de los niños/as se hará de forma progresiva, y personalizada, teniendo en cuenta siempre, las necesidades de los niños/as.
Al ser grupos tan reducidos de niños/as, se consigue reducir de una manera importante los periodos de adaptación, ya que ofrecemos un ambiente muy familiar.

Ratio

Ofrecemos un servicio en grupos reducidos de 4 niños/as, lo que nos permite una atención mucho más individualizada. La normativa nos permite tener de forma excepcional un quinto niño/a.

Salud

En Mi Casita proporcionamos un ambiente y espacio similar al entorno familiar consiguiendo así, disminuir el número de posibles contagios infecciosos. Facilitamos las medidas higiénicas preventivas por parte de la educadora.

Alimentación

La alimentación juega un papel fundamental en el desarrollo de los niños/as y es por ello que los padres y madres, deciden el tipo de alimentación de sus hijos/as, con ello facilitando y preparando su dieta. Desde Mi Casita nos encargaremos de trabajar la adquisición de la autonomía necesaria por parte del niño/a, dándole la importancia educativa que se merece.